Facebook Twitter Google +1     Admin

Juan 12

CVJ

Domingo

 

VIDA ACOMPAÑADA

 Plan de oración con el Evangelio de Juan

 

12. Jn 3,31-4,3

 

Introducción:

 

                Aunque denostada, la experiencia sigue siendo valorada en nuestra sociedad. Es verdad que hay personas que pontifican sobre lo humano y lo divino sin tener la mínima experiencia de lo que dicen. Pero la exuberancia de sus palabras y la escasez de su experiencia las desacreditan. Sin embargo, cuando te topas con una persona experimentada en una faceta de la vida, esa experiencia, sobre todo si es contada con sobriedad y no a alabanza del mismo narrador, cautiva y atrapa. Porque todos/as sabemos que hablar de lo que se conoce es siempre útil e iluminador, mientras que hablar a tontas y a locas deja vacío a quien habla y a quien escucha.

                Según el Evangelio de san Juan, Jesús ha sido una persona que ha hablado desde la experiencia, la de Dios y la de la persona. Ha tenido experiencia de ambas realidades porque ha ahondado con todas sus fuerzas en el secreto de ambas realidades. Y desde ese esfuerzo se le han abierto muchas puertas del secreto del corazón del Padre y del corazón de la persona. Dice el cuarto Evangelio que Jesús es como un nuevo Baruc. Según la tradición judía, este personaje mítico había subido al cielo y luego bajado a la tierra a contar lo que allí había visto. Jesús es como un nuevo Baruc, pero no mítico, sino histórico. Él habla desde su experiencia, desde su personal saber. Y lo hace en modos amables, comprensibles, nada fatuos. Por eso, muchas personas se han acercado a él, más allá de su pobreza y de su escasa cultura. Lo suyo no era dar lecciones a nadie, sino hablar de lo que sabía, de lo que él había experimentado. De ahí que aún siga siendo luz para quien se acerca y le frecuenta.

 

Texto:

 

                22Algún tiempo después, fue Jesús con sus discípulos a la zona de Judea, se quedó allí y bautizaba. 23También Juan estaba bautizando en Enón, cerca de Salín, porque había allí agua abundante; la gente acudía y se bautizaba 24(a Juan todavía no lo habían metido en la cárcel).

                        25Se originó entonces una discusión entre los discípulos de Juan y un judío sobre ritos de purificación; 26ellos fueron luego a Juan y le dijeron:

                -Oye, Rabí, el que estaba contigo en la otra orilla del Jordán, de quien tú has dado testimonio, ése está bautizando y todo el mundo acude a él.

                        27Contestó Juan:

                -Nadie puede tomarse algo para sí, si no se lo dan desde el cielo. 28Vosotros mismos sois testigos de que yo dije: "Yo no soy el Mesías, sino que me han enviado delante de él". 29El que lleva a la esposa es el esposo; en cambio, el amigo del esposo, que  asiste y lo oye, se alegra con la voz del esposo. Pues esta alegría mía está colmada; 30él tiene que crecer y yo tengo que menguar.

                        31El que viene de lo alto está por encima de todos. El que es de la tierra, es de la tierra y habla de la tierra. El que viene del cielo está por encima de todos. 32De lo que ha visto y oído, da testimonio, pero nadie acepta su testimonio. 33El que acepta su testimonio testifica la ternura de Dios. 34Pues el que Dios envió propone la implicativa Palabra de Dios, porque no da el espíritu con medida. 35El Padre ama al Hijo y todo lo ha puesto en su mano. 36El que cree en el Hijo posee la vida definitiva; el que no crea al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios pesa sobre él.

                        4,1Se enteraron los fariseos de que Jesús hacía más discípulos y bautizaba más que Juan 2(aunque, en realidad, no bautizaba él personalmente, sino sus discípulos). 3Cuando Jesús lo supo, abandonó Judea y se volvió a Galilea.

 

 

Venta abierta al mundo:

 

 

                Nadie sabrá quién esta persona. Se llamaba Juan Carlos Mercier, un franciscano canadiense que un buen día vino a instalarse en una barcaza en el río Napo, afluente del Amazonas en plena selva de la amazonia ecuatoriana. Allí vivió en suma pobreza durante más de 40 años hasta su muerte. Por supuesto que ha pasado desapercibido para la historia pero él era un hombre de profunda experiencia en almas y en cuerpos, porque aprendió las técnicas de los chamanes. Fue luz para mucha gente en una zona ignorada del planeta. Plantó cara a desafueros, robos y maltratos de los blancos hacia los indígenas. Su experiencia le abrió el sentido de lo que está más oculto. Una experiencia de vida, aunque sea ignorada.

                Oramos: Gracias, Señor, por quienes hallan experiencia en la entrega a los demás; gracias por quienes no sucumben a la gloria ni a la fama; gracias por quienes ayudan a dar sentido con su experiencia a las vidas más ignoradas.

 

Desde la persona de Jesús.

 

                Según san Juan, Jesús es uno que habla de "las cosas divinas". No habla como un teólogo, como un sabio de cátedra, como un conferenciante. Habla como uno que sabe, porque él no ha dudado en hacer el viaje a la profundidad de Dios, a su designio secreto que no es otro que la dicha y la plenitud de la creación. Y de eso, parece que él aprendió mucho en sus largas horas de soledad, de silencio, de acompañamiento, de generosidad vital. Llegó a comprender qué quiere decir tener un Dios Padre. Y supo decírnoslo de manera simple y amable, fraterna.

                Oramos: Te alabamos, Señor, por tu hondo saber sobre el amor del Padre; te damos gracias por el trabajo que has realizado por acercarte al secreto de Dios; te bendecimos por habernos dado tu experiencia de forma simple y fraterna.

 

Ahondando:

 

                Opone san Juan el saber de la tierra al saber del cielo. Es decir, el saber que brota y se sitúa en el corazón y el saber superficial y de escaparate, de epidermis, que es el de quien no habla desde la experiencia. Este segundo es el interesante. Quien usa el camino de la oración, camino de ahondamiento, aspira y anhela este segundo camino. Por eso, orar y estar en la foto es casi incompatible, mientras que orar y profundizar para luego hablar con cuidado y tino de las cosas es, también fruto de la oración.

                Oramos: Que no nos tire el brillo y la facundia, sino el silencio y la mesura; que hablemos de lo que sabemos, aunque sea una realidad modesta; que oremos para profundizar, para maravillarnos de la hermosura de lo interior.

 

Desde la comunidad virtual:

 

                Dice san Juan que "Dios da el Espíritu sin medida". Eso quiere decir que los trabajos por hablar y vivir desde la experiencia son tareas amparadas por la fuerza de Dios, por su Espíritu. No es únicamente un esfuerzo humano de sinceridad y de verdad. También es una obra del amor del Padre en nosotros/as. Y para ello Dios emplea, como siempre, mediaciones. Una de ellas, modesta pero real, puede ser nuestra comunidad virtual, lugar para derramar experiencias, aunque sean simples. Siempre nos ayudaran a valorar la experiencia de fe y vida que nutre lo humano y lo cristiano.

                Oramos: Que no temamos hablar de nuestras experiencias, aunque fueren modestas; que valoremos las experiencias de los demás, aunque fueren modestas; que apreciemos las experiencias que nos enriquecen, aunque fueren modestas.

 

Para orar:

 Se descalzan los días
para pasar de largo sin que nos demos cuenta.
Son casi despedidas, casi encuentros
-felices pero incómodos-
de cuerpos que se miran
y que aplazan la cita.
Aunque detrás,
suelen quedarnos huellas que no son los recuerdos.

De aquel jardín inculto yo conservo
el hombre que venía a desearte,
a caminar sin ti,
silvestre y solo.
Porque de ti le hablaban las adelfas,
con sus ramas difíciles como muchachas jóvenes,
y las palmeras altas igual que tu desnudo,
y aquel cielo corrido
que buscaba
la luz con que el amor te distingue los ojos.

No envejecemos nunca. Tal vez no envejecemos.

Y ahora puedo decírtelo,
cuando tú me recuerdas las adelfas,
y tu desnudo en arco dibuja una palmera,
y los ojos se nublan
sobre el jardín silvestre de los enamorados.

Tal vez no envejecemos. O es acaso que el tiempo
se quitó los tacones para no molestarnos.
O es acaso el deseo
que camina en los labios todavía descalzo.

 

Luis García Montero

 

Noticias del grupo:

 

  • Esta hoja la haremos en Monreal de Ariza. Os tendremos al tanto del resultado de la reunión.

 

 

 

 

 

21/05/2009 12:15 fiaiz #. COMUNIDAD SAN JUAN

Comentarios » Ir a formulario

fiaiz

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next